Del 20-F al 28-O: pan, justicia, libertad, trabajo y dignidad

alhoceima-sabertayebioui
Manifestación en la Plaza de los Mártires, Alhucemas / Saber Tayebioui

Se cumple el sexto aniversario del Movimiento 20 de Febrero (2011) y si hoy se habla en el Estado marroquí del M-20F es porque otro movimiento que ha surgido en el Rif hace cuatro meses ha entrado de lleno en el panorama social y político: el 28 de Octubre  (2016). La segunda parte del artículo incluye una entrevista a Alaaedin Chams, integrante del Movimiento 20-F en Alhucemas.

Entre el Movimiento del M-20F y el Movimiento Popular del Rif surgido a raíz de la muerte de Mohssine Fikri el pasado 28 de octubre en Alhucemas, hay similitudes y diferencias. Igual que sucedió hace seis años, el mundo sigue atento a los pasos que da el Movimiento del Rif. Sin embargo, las actuales movilizaciones que emergieron de forma espontánea en respuesta a una política de marginación y olvido que dura ya décadas a la que se somete al territorio, adquiere cada día una mayor fuerza. Una de las causas, unas exigencias nacidas en el corazón del Rif y no en la capital del estado, como sucedió en 2011.

Otra similitud que guarda el 28-O con el 20-F, es el intento de deslegitimación al que se trata de someter las movilizaciones, se llama a la población rifeña, awbash (salvajes), como ya hizo Hassan II en 1982. Se habla de un movimiento ateo que perjudicará a todas la población del Reino, en un estado de mayoría musulmana, igual que se habla de que no hay que crear crispaciones internas sino mantenerse unidos contra el terrorismo, también destacar la aparición de los baltajiya, personas que aparecen en las movilizaciones intentando generar violencia y atacar a los manifestantes. Técnicas  que ya se utilizaron desde la esfera política y mediática para deslegitimar el M-20F. Además, de nuevo, los activistas denuncian la intervención de correos y la bajada de frecuencia en red para impedir conexiones eficaces a través de redes sociales.

Durante el 20-F se gritaba en las manifestaciones consignas a favor de la “libertad, dignidad y justicia”; “menos poder para la monarquía”; “el rey debe reinar y no gobernar”; y “el pueblo quiere una nueva Constitución”. Hoy a estas consignas se les añade las de “Makhzén, barra barra (fuera la autoridad que rodea a Palacio)”, cánticos a favor de la construcción de hospitales, universidades y centros especializados en el tratamiento del cáncer, así como exigir el fin del dahir (decreto) 1-58-381 que sigue considerando Alhucemas como zona militarizada y que se ha convertido en una máxima del Movimiento 28-O: el fin de la militarización del Rif.

Otra similitud es la capacidad de convocatoria y movilización, si los activistas y participantes en las protestas hablaban de cientos de miles de personas en las manifestaciones del 20 de febrero de 2011, el Movimiento Popular del Rif consiguió congregar en las calles de Alhucemas, el pasado 10 de diciembre a cerca de cien mil personas, según medios locales y los propios activistas. En una ciudad en la que la población ronda los 60.000 habitantes.

El movimiento amazigh

Siguiendo la estela que marcaron las grandes protestas que afectaron el mundo árabe y que empezaron en diciembre de 2010 en Túnez, en el Estado marroquí se sucedieron una serie de manifestaciones en diferentes lugares, desde la ciudad de Tánger, pasando por Fez, Casablanca, Rabat o Alhucemas, esta última en el Rif central. No obstante, a este movimiento se le calificó de forma inexacta, como bien se ha señalado en diferentes publicaciones, “Primavera Árabe” excluye a pueblos como el rifeño, que además de pan, justicia, libertad, trabajo y dignidad siguen exigiendo el fin de una política basada en el olvido y la marginación.

Cuando estallaron las protestas al calor de las movilizaciones de los países vecinos, Mohammed VI que se hallaba disfrutando de unas vacaciones en el castillo que poseía en Francia, tuvo que regresar a Marruecos. Decenas de miles de personas salían a las calles y exigían menos poder para la monarquía, cuando no una monarquía parlamentaria.

Durante las movilizaciones del 2011 las comunicaciones a través de Facebook eran muy limitadas, la emisión de las protestas en los medios de televisión quedaron suspendidas, como fue el caso de Aljazeera. A pesar de ello, esta red social funcionó como herramienta de difusión y contacto entre los manifestantes, ante el descrédito de la población hacia los medios tradicionales, las confidencias, quejas y exigencias eran compartidas por Facebook. Miles de jóvenes pedían una nueva constitución, el fin de la precariedad y la corrupción, a la vez que se convocaba una manifestación masiva a nivel estatal para el día 20 de febrero en Rabat. De ahí, el contagió a Casablanca, Tánger, Marrakech, Larache, Alhucemas, Oujda y Kenitra. El entonces ministro de Interior de Marruecos, Taieb Cherkaui, reconoció, concentraciones o marchas de protesta en al menos 57 provincias.

Una vez más fue fundamental el periodismo ciudadano, persona de a pie que graban y documentan con móvil en mano lo que sucedía en cada manifestación. Ante unos medios de comunicación tradicionalmente afines al régimen marroquí y sin una crítica profunda al poder. Hoy el Movimiento 28-O emplea las redes sociales para estar al día de lo que sucede, exponer las necesidades y denuncias de cada persona, y sobre todo difundir las convocatorias.

Hablar del 20-F en Alhucemas es hablar de reivindicaciones políticas, económicas y sociales, pero también exigir justicia por las muertes. Los cuerpos de 5 jóvenes que aparecieron sospechosamente calcinados en una sucursal del Banco Popular. Un caso para el que se modificaron repetidamente las versiones dadas por las autoridades durante las primeras horas y que a día de hoy no hay una investigación cerrada que esclarezca seis años después sus muertes. Acción que desde la ciudadanía se recuerda y exigen en cada acto de protesta.

Como resultado de las manifestaciones del 2011, Mohamed VI anunció 17 días después, el 9 de marzo en un discurso televisado, cambios y reformas constitucionales, unidos a una disminución significativa de sus poderes. Prometió entre otras cosas, que los integrantes del parlamento emanarían de unas elecciones libres y democráticas, invitando a entender que hasta entonces no lo habían sido. También reconoció que la justicia se convertiría en un órgano independiente, es decir, que hasta entonces no lo había sido.

Aparentes reformas que no sirvieron para aplacar a los manifestantes que las consideraban insuficientes y un maquillaje que permitía dar apariencia de cambio, sin que nada cambiara. A la reforma constitucional, le siguió un nuevo Gobierno encabezado por los islamistas del Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD).

Hoy en día, a pesar de que el Movimiento 20-F se encuentra diluido, exiliado o perseguido, la población del norte del Estado recuerda el origen del nuevo texto constitucional, surgido de partidos, sindicatos y asociaciones del régimen y no de la población, por lo que a su juicio carecía y carece de legitimidad.

Hablamos con Alaaedin Chams, integrante del Movimiento 20-F en Alhucemas

Alaaedin Chams, primo Mohssine Fikri y nieto del que fuera Ministro de Justicia de Abdelkrim, Mohamed Chams durante la República del Rif (1921-1927). Chams fue uno de los ideólogos del Movimiento 20-F en Alhucemas. Lleva desde 2011 denunciando en conferencias y charlas por todo Marruecos las lagunas que todavía hoy no se han aclarado sobre las muertes en la ciudad rifeña.

Muchas personas de las que quedaron de este movimiento siguen su activismo y están hoy en el Movimiento que ha emergido en Alhucemas.

¿Qué diferencia el 20-F del 2011 y el 28-O?

Hay dos niveles, el movimiento del 20-F vino de Rabat, no del Rif. Fue un movimiento estatal. Diez días antes de salir a las calles se hizo una especie de manifiesto con 10 exigencias en las que justificábamos las protestas: monarquía parlamentaria, separación de poderes, independencia de la justicia… esas fueron iniciativas que vinieron de Rabat. A partir de ahí se publicó en las redes y decidimos salir aquí también. En el movimiento de hoy la iniciativa de tomar las calles nace aquí, en Alhucemas.

En 2011 hablábamos de política, diagnosticábamos la problemática política y social y compartíamos la idea de que estos problemas venían generados desde arriba, no de abajo. Pedíamos una nueva constitución, reducir los poderes de la monarquía entre otras cosas. La segunda diferencia es que ahora pedimos mejoras sociales, colegios, hospitales, universidades, fábricas e industria…

El movimiento de hoy tiene más eficacia porque antes era difícil hablar de derechos políticos y sociales con la población, por el elevado índice analfabetismo. Pero hoy, eso está cambiando, las mejoras sociales las quieren todos.

¿Crees que llegará lejos movimiento actual?

Nuestro problema es que al principio, durante el transcurso y en el período posterior al movimiento 20-F no hicimos autocrítica que merecía la situación. Por eso cometemos las mismas faltas, seguimos los mismos métodos y por ello fallamos.

¿República o no?

Con todo el respeto a los republicanos, una república no tiene sentido sin una base. Todos tenemos una misma problemática, un mismo enemigo. Hablar de República sí o no, nos divide cuando tenemos que estar unidos. Cada persona tiene sus ideas, es legítimo, hay quien defiende autonomía federal. Tenemos que estar unidos y empezar a construir desde abajo. Después ya se verá.

El problema es que el movimiento republicano del Rif no tiene un programa o un proyecto de base, la república no es izar una bandera al cielo es mucho más.

El 20-F sólo pedíamos, no teníamos la idea de elaborar un proyecto a partir del cual construir por nosotros mismos.

¿Ha cambiado la situación desde la Constitución aprobada tras las protestas del 2011?

El 15-M hizo un cambio, ocupo las calles, las plazas. Llevo el movimiento hasta el final y después se erigió más tarde en un partido político. Sin embargo, tras el movimiento del 20-F hicimos todo el recorrido pero no logramos construir un movimiento que nos representara y nos diera voz, para entrar en las instituciones y cambiarlo desde dentro.

Además es muy importante conocer qué sucedió durante las protestas del 2011, el Estado hizo una política de mejoras pero no para cambiar la situación, sino para vaciar las calles. A los funcionarios los sacó de la calle y a los sindicatos también, a todos estos funcionarios les incrementaron el sueldo en unos 600 dirhams (unos 60 €), a los desempleados se les dio una paga. No hizo ninguna reforma, utilizó el dinero del contribuyente para vaciar las calles. A partir de ahí se desarrolló una nueva constitución, que viola la base principal de la democracia, esa constitución no fue elaborada por la ciudadanía, ni por un comité ciudadano. Fue elaborada desde el palacio al gusto de palacio.

Una vez calmado el 20-F, se ha llevado una política para recortar lo poco que se consiguió hace 5 años. La particularidad que tiene Alhucemas respecto al resto del estado es que aquí la gente consigue salvarse gracias al dinero líquido que traen los emigrantes que vienen de Europa.

Ahí es donde entra en juego Mohssine, porque él es la llama, es el camino. Era una persona que luchaba a diario por salir adelante, la gente sabía eso. La gente se veía en él, cuando le vieron muerto, murieron ellos también. Vino a estudiar en el instituto de Estudios Marítimos aquí en Alhucemas, durante esa temporada compartimos piso. 

Se desarrolló una nueva constitución, que viola la base principal de la democracia, no fue elaborada por la ciudadanía, ni por un comité ciudadano. Fue elaborada desde el palacio al gusto de palacio.

¿Porqué se disipó el 20F?

A nivel estatal lo disiparon los islamistas del Partido Justicia y Desarollo (PJD), alentando a las personas a no salir a las calles porque ellos iban a arreglar y atender las peticiones populares. Pero a nivel local fue el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM) -fundado Fouad el Himma en el año 2008, amigo y consejero del rey Mohamed VI- cuando se buscaba realizar un mínimo movimiento nos bloqueaban, ponían impedimentos. Muchas personas de las que quedaron de este movimiento siguen su activismo y están hoy en el Movimiento que ha emergido en Alhucemas.

¿Qué crees que va a pasar en la justicia con el caso de Mohssine?

Lo mismo que con los casos que quedan sin resolver todavía a día de hoy. Te pongo un par de ejemplos: hace unos meses, poco antes del COP22 en Casablanca, trajeron una gran cantidad de residuos tóxicos de Italia. La región de Nápoles tiene un problema con estos residuos y han sido multados por la Comunidad Europea, qué hicieron entonces, pues han vendido estos residuos a Marruecos que los han llevado al sur de Casablanca, la gente se dio cuenta y una asociación ecológica lo denunció, a través de la prensa. Los científicos que trajeron los medios para analizar esos residuos dijeron que eran altamente tóxicos y la gente comenzó a protestar, entonces el gobierno trajo a sus propios expertos, en la televisión dieron una conferencia diciendo que los residuos no eran nocivos.

Fue entonces cuando una persona que escribía desde Italia sobre los residuos en Nápoles alertó de que estos habían sido vendidos por una mafia a Marruecos. Ante esta encrucijada, salió en Ministro del Interior diciendo que se abriría una investigación, todavía seguimos esperando.

Otro ejemplo es el del Wali de Rabat, que tiene una parcela de tres mil metros en el mejor barrio del centro de Rabat, en una zona en la que el metro sale a tres mil o cuatro mil dirhams, él se la ha vendido así mismo por 350 dirhams el metro. El Ministro del interior le defendió aludiendo que esa vivienda se le otorgó por su trabajo para con el pueblo marroquí. Unas personas accedieron al registro de las propiedades y al catastro y encontraron que en este negoció estaban inmersos personas de Arabia Saudí y otros países del golfo. De nuevo hubo manifestaciones y de nuevo salió el Ministro de Interior anunciando una investigación que seguimos esperando.

Unos jóvenes tuvieron un accidente en un autobús que explotó en Tan-tan, el Ministro prometió una investigación que un año y medio después seguimos esperando. Cuando quieren esconder algo prometen investigación y después callan. Es lo que quieren con lo sucedido con Mohssine, esperan a que el pueblo se calme para cerrar el caso.

Anuncios

One thought on “Del 20-F al 28-O: pan, justicia, libertad, trabajo y dignidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s